DESMONTANDO EL INFORME DE LA UDyCO COSTA DEL SOL EN LA TRAMA AMAT

Sorpresas, a muy corto plazo, nos irán dando los informes emitidos, a petición del Jugado, por el Ayuntamiento de Roquetas de Mar y la Agencia Tributaria en la causa conocida como “LA TRAMA AMAT”, donde la Unidad Contra la Delincuencia y el Crimen Organizado(UDyCO) viene investigando un entramado societario, vinculado al Alcalde de Roquetas de Mar, GABRIEL AMAT, que en un principio estimaron en 103 sociedades. Puedo asegurarles que, a día de la fecha,   las mercantiles a investigar se acercan mas a las 300,  que fueron las ya estimadas, en un principio y en su denuncia ante la Fiscalía del TSJA por Amayt, cuestión, ésta, no descartada por los agentes investigadores de la UDyCO.
Pero, indistintamente a todo ello, se hace indispensable que realicemos un exhaustivo análisis del informe emitido, en su día, por la UDyCO, donde a buen seguro, queridos lectores, se quedaran perplejos y confundidos si se les ocurre comparar las investigaciones, por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en distintas Comunidades Autónomas. Sirva de ejemplo las últimas actuaciones realizadas por la UCO, en la Comunidad Valenciana, y comparen ustedes, por ejemplo, con las que aquí le hacemos referencia a la conocida como “TRAMA AMAT”, investigadas por la UDyCO DE LA COSTA DEL SOL. Sí, cierto es que el parecido entre los personajes, sus formas de actuar, y supuestos delitos cometidos, son similares a “nuestra causa almeriense”. Lo llamativo de ello es que, por el contrario, tanto la diligencia en su investigación como las formas mantenidas en ésta nada tienen que ver, si se comparan ambos casos ¿Por qué será?

  1.  No podemos olvidar el tiempo transcurrido desde que fueron entregadas las diligencias a los Agentes (27 de septiembre de 2013) de la UDYCO.
  2. Desde la fecha de entrega hasta la primera comunicación (15 diciembre de 2014), que por otro lado no viene a decir nada nuevo salvo la advertencia que hacen en referencia a que “realizaran una serie de apreciaciones sobre la denuncia de Amayt”, transcurren, aproximadamente, 14 meses. Durante éste periodo, a nuestro entender, los agentes investigadores no habrían trabajado en absoluto.
  3. Amayt reclama a la instructora información, al respecto de la situación del mencionado informe y es, entonces y no antes, cuando se ven obligados a justificarse mediante su comunicado de 15 de diciembre 2014 donde manifiestan que se esta realizando para luego, en dos meses, tener definitivamente su informe, análisis y apreciaciones.
  4. El “supuesto” informe y su análisis tiene fecha 02 de febrero de 2015. Es decir, desde el 27 de septiembre de 2014 hasta la fecha de emisión del informe han transcurrido, prácticamente, 17 meses.
  5. Estudiando el informe y su análisis, e indistintamente del tiempo transcurrido en su elaboración, se detectan ciertas cuestiones que,  necesariamente, se han de tener en cuenta:
  • El informe no se encuentra cumplimentado conforme a lo solicitado por la juez instructora en auto de fecha 12 de julio de 2013.
  • Tampoco cumple los requisitos sugeridos conforme a lo estipulado en el informe de la Policía Judicial adscrita al TSJA, de fecha 20 de mayo de 2013.
  • De igual forma no cumple, consecuentemente, con lo estipulado en el Decreto emitido por la Fiscalía Superior del TSJA en fecha 27 de mayo de 2013.
  • Además de no investigar lo sugerido por la Policía Judicial Adscrita al TSJA, así, como lo Ordenado por la propia Fiscalía Superior y por la Juez Instructora, los investigadores de la UDYCO y a sabiendas de no ser de su competencia, como ellos mismos reconocen en su informe, se permiten realizar, de forma torticera, una serie de apreciaciones que no solamente se han de considerar impropias o improcedentes sino que – entre otras cuestiones- no motivan o justifican de forma alguna y contradiciéndose, a un mismo tiempo, con los extremos que recogen en su análisis, al respecto de la trama familiar orquestada y montada en el entorno de los familiares y allegados del Alcalde D. Gabriel Amat, de la que reconocen su existencia y que se encuentra constituida, al menos y en principio, por unas 103 sociedades.

Éste análisis, entre otras cuestiones, vendrán a demostrar la existencia de una demora premeditada, a la hora de emitir su informe la Unidad encargada de la investigación, como la falta de rigor y profesionalidad manifiesta en los trabajos realizados que, de forma incomprensible y durante un periodo de 17 meses se han venido demorando, como decíamos anteriormente, de forma injustificada. Entendemos que debería exigirse responsabilidades y, aún mismo tiempo, el encargo de la mencionada investigación a otra Unidad que, entre otras cuestiones, no dependiera de los mismos mandos.

Una vez indicado lo anterior procede analizar algunas de las apreciaciones recogidas por los investigadores en su informe que, ciertamente, no justifica el tiempo invertido. Y es que, a la vista se encuentra la documentación inconclusa presentada, como ya ha sido reconocido por la Juez Instructora en su auto de fecha 23 de Noviembre de 2015, donde la UDyCO obvió investigar 27 sociedades que aparecían, entre otras, en la denuncia de Amayt y sus sucesivas ampliaciones. Sociedades que, a buen seguro, se irán incrementando y que vendrán a demostrar, uno a uno, todos los hechos denunciados por la Asociación mediterránea Anticorrupción y por la Transparencia, AMAyT.

APRECIACIONES PREVIAS AL ANÁLISIS

  • Párrafo 3º, 1ª página del informe:

“Ese juzgado interesó, según lo apuntado en su día por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la elaboración de un organigrama societario que permitiese clarificar las posibles conexiones existentes entre las diferentes sociedades, así como establecer las relaciones existentes entre sus miembros”.

  • Primer extremo incierto o incompleto:

El auto dictado por la juez instructora continuaba con el siguiente texto:

al objeto de determinar aquellas que puedan estar articuladas con el fin específico de conservar patrimonio y reducir la presión fiscal o bien aquellas cuya finalidad sería ocultar a los verdaderos propietarios de bienes o derechos y eludir impuestos; es decir localizar sociedades patrimoniales o instrumentales.

Para la realización de lo anteriormente expuesto, será preciso, tal y como se expone igualmente en el informe señalado, la consulta de Registros telemáticos. Registro Mercantil, Registro de la Propiedad y Notariado, así como la realización de informes patrimoniales de las sociedades y de las personas a las que se hace referencia en la denuncia. Igualmente, de los análisis de relaciones societarias y la composición de sus miembros, así como de las relaciones mercantiles detectadas y de los informes patrimoniales, habría que analizar la posible existencia de sujetos que realicen funciones de testaferros. Así mismo, será necesario realizar las gestiones necesarias a través de consultas de bases de datos y registros de bienes y derecho combinado con gestiones policiales de información, con el fin de intentar la localización de activos, bien a través de movimientos de titularidad difusa o de incrementos de patrimonio injustificados”.

Evidente, y así se desprende del propio “informe”, que los extremos aquí reflejados han sido voluntariamente obviados –consecuentemente- no investigados. Con ello lo que se consigue es la realización, después de 17 meses, de un informe sesgado, incompleto, falto de coherencia y que claramente no puede motivarse salvo las irrebatibles pruebas que figuran en los escritos de denuncia y ampliaciones de la Asociación Amayt.
Éste “paripé” de informe no recoge extremos de suma importancia y requeridos por la Juez Instructora como, lo son, los sugeridos por la Policía Judicial Adscrita a la Fiscalía Superior de Andalucía y conforme  lo estipulado, en su Decreto, por el Fiscal Jefe.

Ni se plasman ni se dicen aspectos como:

  1. Qué investigación se ha realizado, o llevado a cabo, para descartar la existencia de Sociedades Patrimoniales o Instrumentales. No se pone de manifiesto, ni se argumenta, ninguno de estos extremos.
  2. Tampoco recoge, como de igual forma ni se investiga ni se argumenta, en cuales quiera de los casos, la posible o no existencia de Testaferros.
  3. Al igual que en el punto anterior tampoco se recogen los análisis, ni los informes patrimoniales, de las sociedades y de las personas a las que se hace referencia en la denuncia puesto que se obvian todas las personas no familiares pero sí vinculadas, de forma directa o indirectamente, con el Sr. Amat y su tela de araña societario-familiar compuesta por socios, amigos, etc.., todas ellas perfectamente identificadas y reseñadas en las tramas, y derivaciones de éstas, aportadas por la Asociación Amayt en su escrito de denuncia y distintas ampliaciones. Por cierto, todas admitidas a trámite y entendiendo que, sin exclusión alguna y en su totalidad, se encuentran en poder de los investigadores de la UDYCO DE LA COSTA DEL SOL.
  4. Continuando con éste despropósito de “informe” tampoco se especifica, indica o argumenta, qué tipo de gestiones policiales de investigación se han realizado con el fin de intentar la localización de activos, bien a través de movimientos de titularidad difusa o de incrementos de patrimonio injustificados”.
  • En el 2º folio del “ supuesto informe”, párrafo 2º, dejan constancia, paradójicamente, de lo siguiente:

“Conviene puntualizar que la información utilizada es la extraída de las notas simples, por lo que no cabe descartar la existencia de actos societarios escriturados que no han tenido reflejo en el Registro Mercantil por no ser de obligada inscripción, como puede ser en el caso de la compraventa de participaciones o acciones”.

Tal aseveración vuelve a demostrar, como se puede extraer de todo el informe y sus anexos, la total inexistencia de funciones de investigación policial ya que no se pone de manifiesto qué tipo de averiguaciones se han llevado a cabo para descartar, o no, la posible existencia de esos actos societarios de compraventa de participaciones o acciones.

 APRECIACIONES DEL  ANÁLISIS

  • El primer párrafo es más que significativo:

“las supuestas irregularidades se circunscribirían en su mayor parte a temas urbanísticos que afectarían al “Plan General de Ordenación Urbana” del municipio de Roquetas de Mar, temas muy específicos en sí que exigen determinar y concretar, una vez analizados los correspondientes expedientes aludidos en los escritos de AMAyT, la existencia de posibles actuaciones de carácter irregular”.

A la vista de estas afirmaciones se reconoce ampliamente que tampoco, estos extremos, han sido investigados.

  • Párrafo 5º del Análisis:

Aunque no corresponde a la Policía la apreciación legal de la argumentación de los denunciantes en cuanto a la existencia de hechos delictivos, teniendo en cuenta lo dispuestos por las autoridades judiciales hasta el momento, es conveniente sin embargo que, por nuestra parte, sean analizadas con detalle las manifestaciones expuestas en el escrito-denuncia y, siempre desde el punto de vista policial, manifestemos nuestra opinión profesional respecto de los mismos, a fin de contribuir a que se adopten las decisiones mas convenientes”.

Ya, la osadía y enfoque torticero de algunas de las conclusiones de los agentes investigadores se deja ver de forma palmaria, reconociendo, por un lado, que no les corresponde a ellos realizar ningún tipo de apreciación legal respecto a los argumentos expuestos en la denuncia de Amayt pero, por el otro, arguyen para justificar su innecesaria e injustificada opinión que lo harán desde el punto de vista policial. Es decir, que los agentes investigadores sin haber realizado investigación alguna, o al menos completa de los extremos requeridos por S.Sª, Fiscalía y Policía Judicial, si se encuentra con la capacidad y “legitimidad” suficiente, aunque no sea de su competencia, como para ANALIZAR LAS MANIFESTACIONES de la denuncia de Amayt. Es decir, que no investigan los hechos denunciados pero sí tienen muy en cuenta las manifestaciones que se hacen en la denuncia presentada por la asociación.

¡¡¡Pero esto qué es!!!

 A la vista de éste proceder hemos de preguntarnos:

  1. ¿En qué tipo de pruebas se basan para poder ANALIZAR las manifestaciones realizadas en el escrito de denuncia, y sus ampliaciones, por Amayt?
  2. ¿Es obligación, o se encuentra dentro de las competencias Analizar “manifestaciones” o, por el contrario, su obligación se debería de circunscribir, única y exclusivamente, a la investigación requerida por S.Sª?
  3. ¿Han aportado, en su investigación, algún dato nuevo que no constase en el escrito de denuncia de Amayt y sus distintas ampliaciones?
  4. ¿No es más cierto que, con éste tipo de “análisis”, lo que pretenden los investigadores, como veremos más adelante, es crear un juicio de valor mediante el que se pretenda inducir a una decisión de archivo, de las diligencias de investigación, contra el IMPUTADO D. Gabriel Amat?

Pues bien, después de todo lo expuesto por los investigadores y en una muestra más de su incongruente y contradictorio informe-análisis, manifiestan y reconocen lo siguiente:

  • Efectivamente, la existencia de un entramado de empresas dedicado fundamentalmente a actividades inmobiliarias, de construcción, promoción, explotación y otras relacionadas, como se pone de manifiesto en el análisis societario efectuado por éste Grupo de Policía, tiene una relación directa con AMAT AYLLON, esencialmente a través de vínculos familiares y de personas relacionadas con unos u otros de dichos familiares, tratándose, como puede observarse, de un circulo muy amplio que abarca 103 sociedades, no descartándose la existencia de algunas otras, habiéndose determinado la relación con otras 12 en la que no constan vínculos tan estrechos y que, en conjunto, podría ampliarse a relacionar todas ellas con otras 300 o más empresas, si tenemos en cuenta los vínculos comerciales.

¡¡¡BINGO!!! Los Agentes pertenecientes al Grupo de Policía que investigan la trama AMAT reconocen los extremos denunciados por Amayt, así:

  1. El Grupo de Investigación de la Policía reconoce expresamente la existencia del entramado Societario.
  2. El Grupo de Investigación de la Policía reconoce que las actividades de todas esas sociedades se dedican a: Actividades Inmobiliarias, Promoción, Construcción, etc.,
  3. Que todas esas sociedades y su entramado tienen una relación DIRECTA con el Alcalde Amat Ayllón.
  4. Que por lo pronto el total de sociedades detectadas, relacionadas y vinculadas al Alcalde Amat Ayllon y a la trama societaria, está compuesta por unas 103 sociedades no descartándose la existencia de otras.
  5. Y que se podrían relacionar, todas estas sociedades, con otras 300 más, aproximadamente, si se tienen en cuenta los vínculos comerciales.

Ante tales aseveraciones, y confirmación de hechos, los Sres. Agentes ratifican de forma indirecta, nuevamente, que gran parte de la investigación requerida por S.Sª, Fiscalía y Policía Judicial, no se han llevado acabo. Extremos como los que a continuación exponemos, así lo demuestran:

  • El total de sociedades detectadas sería de unas 103 mercantiles no descartándose la existencia de otras.
  • Que podrían relacionarse con otras 300, o más sociedades.

La evidencia es palmaría. NO SE HA INVESTIGADO NI UNA SOLA DE LAS TRAMAS DENUNCIADAS POR AMAyT que es el punto álgido que nos llevaría a la relación del entramado societario con esas otras 300 mercantiles. No solamente eso sino que, además, no se ha investigado a miembros, no familiares del Sr. Amat, que si forman parte como cargos orgánicos de esas sociedades y cuya relación o vinculación: societaria o de amistad manifiesta, con el propio Amat Ayllon y resto de familiares, quedan recogidas en las denuncias y ampliaciones realizadas por Amayt.

De forma sorpresiva e incoherente, ahora se entiende el por qué los Agentes avisan de que realizaran un análisis y sus apreciaciones policiales sobre las manifestaciones recogidas en las denuncias por Amayt, los investigadores alegan, sin justificar ni un ápice sus apreciaciones y sin haber realizado las investigaciones requeridas, que:

No obstante, el hecho en sí no parece ser motivo suficiente para argüir la existencia de actividades delictivas”.

Pero además siguen contradiciéndose cuando acto seguido reconocen:

Probablemente exista o haya existido trato de favor, uso de información privilegiada, etc., pero en caso de iniciar actuaciones policiales previas se necesitan indicios claros y concretos que permitan, en primer lugar, realizar investigaciones a fondo y, posteriormente, elevar las mismas a las autoridades judiciales o fiscales competentes”.

A la vista está que si ha existido, o existe, trato de favor, uso de información privilegiada, etc., pues como que son delitos perfectamente tipificados en el ordenamiento jurídico penal. Cuestión que, al parecer, para los Agentes de la Unidad de Policía no han de tenerse en consideración a la hora de emitir su criterio-juicio de valor cuando afirman de forma rotunda y manifiesta que “no parece ser motivo suficiente para argüir la existencia de actividades delictivas” y, todo ello,  a pesar de reconocer que no han iniciado, tan siquiera, actuaciones policiales previas.
Manifiestan que necesitan indicios claros y concretos. Estos extremos alegados evidencian, nuevamente, que en el transcurso de estos 17 meses ni, tan siquiera, se han leído todas las ampliaciones, ni han verificado las pruebas aportadas  que se han ido presentando para, así,  realizar las investigaciones con la profundidad necesaria y requerida. Ahora bien, por el contrario, si se atreven, de forma torticera y gratuita, manifestar alegremente que no se desprenden o existen elementos suficientes como para argüir la existencia de delito.

¡¡¡INCOMPRENSIBLE!!!

Pero más incomprensible y contradictorio, aún mismo tiempo, es cuando los Agentes hacen constar su apreciación policial al respecto de una serie de puntos que constan en los escritos de denuncia de Amayt y que vienen a demostrar la existencia de hechos delictivos. Extremos como:

Se alude a la supuesta falsedad en las declaraciones sobre incompatibilidades presentadas por AMAT AYLLON y otros; las comprobaciones sobre la falsedad real de tales declaraciones exigen la valoración y apreciación de los puestos desempeñados oficialmente, no siendo posible para los investigadores policiales emitir conclusiones definitivas sin conocer informes previos evacuados por la “Intervención General de la Administración del Estado”, teniendo en cuenta la Ley de Contratación del Sector Público.

¡¡¡DE TRACA!!!

¿Ciertamente esta investigación ha sido realizada por Agentes, con un mínimo de experiencia, de la UDyCO o ha sido encomendada al meritorio de turno?

Así pues, en éste caso, los Sres. Agentes si entienden que para emitir sus conclusiones necesitan de informes previos pero, para emitir sus apreciaciones policiales cuando no es su obligación, para ello, no los necesitan.

¿Ciertamente,  es necesario solicitar un informe a la Intervención General de la Administración del Estado para saber si el Sr. Amat ha mentido, falseado u omitido de forma deliberada, en su declaración de Patrimonio e incompatibilidades, aspectos tan cruciales como las actividades a las que se dedican sus empresas?

  • Empresas cuyo objeto social contempla, entre otros, las actividades relacionadas, conforme así lo reconoce los Agentes Investigadores en su propio Informe, con la Promoción, Construcción y el Urbanismo en general.
  • Empresas en las que el propio Amat, en su declaración Patrimonial, reconoce poseer parte o el total del accionariado.

Consecuentemente, si el Sr. Amat no hace constar en su declaración de incompatibilidades la existencia de mercantiles cuya actividad se dedica a otros menesteres, que nada tiene que ver con la Agricultura o Concesionario de vehículos circunstancias u objetos sociales que son los que aparecen en la declaración de incompatibilidades de D. Gabriel, pues como que, la ocultación premeditada de tales hechos inducen, cuando menos,  a la posible existencia de un Delito de Falsificación de Documento Público, entre otras cuestiones. Pero, además, hay que tener muy en cuenta que entre los hechos denunciados por Amayt se encuentran: Resoluciones, Decretos, Acuerdos de Junta o Comisión de Gobierno, de carácter urbanístico y en claro beneficio de mercantiles que han sido, eran o estaban participadas por el propio Alcalde D. Gabriel Amat. Mercantiles que, como ya hemos indicado, en su objeto social contemplan actividades como la promoción, construcción, arrendamiento de suelos rústicos y urbanos, etc.

No conforme con todo ello, los señores Agentes, siguen realizando apreciaciones de carácter policial como las siguientes:

“Dichas resoluciones parecen haber sido tomadas en el marco adecuado, con conocimiento de los concejales opositores, si bien constan algunas impugnaciones de las que ya entienden otros órganos judiciales”.

¡¡¡IMPEPINABLE DESFACHATEZ Y POCA VERGÜENZA!!!

Intentar justificar que no existe ilegalidad, o posible delito en las tomas de decisiones, por que los miembros de la oposición tenían conocimiento de las mismas es realizar una apreciación de causa o suerte generalizada. Pero esto, a su vez, tampoco significa que a pesar de ser conocedores, los miembros de la oposición, los mismos, hayan respaldado tales decisiones o votado a favor de ellas. Lo que nuevamente vuelve a evidenciar el informe emitido y, sobretodo, las consideraciones valoradas por los Agentes Investigadores que no dejan de ser más que meras justificaciones de la falta de rigor y profesionalidad demostrada, después de 17 meses de supuesta investigación.

Basta comprobar, una a una, las resoluciones adoptadas, y aportadas por Amayt en sus escritos de denuncia y ampliaciones, para verificar cómo D. Gabriel Amat, y su Equipo de Gobierno, salvo raras excepciones, han hecho prevalecer el rodillo de su mayoría absoluta. Por consiguiente, y si nos referimos a aquellas cuestiones cuya competencia son materia de Plenario la responsabilidad recaería en todos y cada uno de los miembros  que, con su voto favorable, aprobaron las resoluciones adoptadas, entre ellos el propio Sr. Amat. Y no solamente en aquellas sesiones de carácter ordinario sino que, con mayor contundencia, en aquellas otras de carácter Extraordinario, fundamentalmente. Ahora bien, si nos circunscribimos a aquellas otras materias cuya aprobación es competencia de la Junta o Comisión de Gobierno, pues como que no puede quedar duda alguna de quienes son sus máximos responsables y entre ellos, nuevamente, el Sr. Amat.

Indistintamente a todo éste conjunto de incongruencias, los investigadores, reconocen que sí constan algunas impugnaciones de las que ya entienden otros órganos judiciales. Pue bien, a pesar de no nombrarlas y en un intento permanente de huida continuada, para no entrar en el fondo de las cuestiones que debiera haber sido el objeto de su investigación, los Sres. Agentes obvian, de forma premeditada, aquellas otras que, precisamente, si son el objeto de la denuncia de Amayt y sus distintas ampliaciones consiguiendo, con ello, pasar de “puntillas”, y de forma aparentemente desapercibida, sobre otro de los hechos denunciados y no investigados.

A la vista del informe emitido, y sus “conclusiones”, se ha de manifestar que queda perfectamente claro que la Unidad de Policía, encargada de la investigación, NO HA CUMPLIDO con los parámetros y profundidad requeridos por S.Sª., para investigar los hechos denunciados. Y no puede interpretarse de ninguna otra forma puesto que los propios agentes así lo reconocen en su  informe cuando manifiestan:

“La apreciación de la posible ilegalidad de todos o algunos de estos actos, tal como alegan los denunciantes, parece exceder la simple actuación policial previa…..”

Estos acontecimientos inducen a pensar que o bien el juzgado instructor, en su día, no transmitió los extremos y profundidad de la investigación requerida por S.Sª,  en el razonamiento jurídico tercero de su auto de fecha 12 de julio de 2013 o, por el contrario, la Unidad investigadora se ha pasado “por el arco del triunfo” y después de 17 meses, lo exigido por la instructora.

La Asociación Amayt ha presentado escrito solicitando, entre otras,  la práctica de las diligencias que ya fueron acordadas en su día, y que después de 17 meses no se han realizado.

Depende de S.Sª., la continuidad o no de la investigación pero lo demostrado, y reconocido por los Agentes de la UDyCO, no deja  duda alguna sobre:

  1. La existencia de un entramado societario vinculado al Sr. Amat Ayllon y su familia.
  2. Que éste entramado está o se encuentra participado, por lo pronto, por 103 sociedades y que, el mismo, podría verse incrementado por otras 300 mercantiles vinculadas de forma más o menos directa.
  3. La existencia de trato de favor, uso de información privilegiada, etc…, recogido como delito en la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (Vigente hasta el 01 de Julio de 2015).

CAPÍTULO VI. Del tráfico de influencias, Artículo 428:

El funcionario público o autoridad que influyere en otro funcionario público o autoridad prevaliéndose del ejercicio de las facultades de su cargo o de cualquier otra situación derivada de su relación personal o jerárquica con éste o con otro funcionario o autoridad para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico para sí o para un tercero, incurrirá en las penas de prisión de seis meses a dos años, multa del tanto al duplo del beneficio perseguido u obtenido e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de tres a seis años. Si obtuviere el beneficio perseguido, estas penas se impondrán en su mitad superior.

4. Se reconoce explícitamente, y en principio, que las 103 sociedades vinculadas y relacionadas con el Sr. Amat Ayllon y su familia tienen comprendidas en su objeto social actividades relacionadas y vinculadas con el sector inmobiliario: Construcción, Promoción, explotación y otras relacionadas.

5. Que son 53 las personas que, unidas mediante lazos familiares con el Sr. Amat, se encuentran vinculadas a las 103 mercantiles “investigadas”.

6. Que entre los miembros familiares, del Sr. Amat, que más actividades societarias han tenido o mantienen se encuentran:

Miguel Pintor Moreno (cuñado del Alcalde).

Andrés López Amat (primo del Alcalde).

Francisco Amat Ayllon (hermano fallecido del Alcalde).

Los hermanos Amat Vargas, Fcº. Javier y José Ángel (sobrinos del Alcalde).

http://es.scribd.com/doc/264746201/INFORME-UDyCO-TRAMA-AMAT

Anuncios

Comenta la publicación.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s