EL SUPUESTO ROBO DE LA DOCUMENTACIÓN. GABRIEL AMAT, SIGUIENDO LA ESTELA JUDICIAL DEL “FABRA ANDALUZ”. 3ª Parte.

El 03 de Julio de 2012, D. Miguel Ángel Morales Carrillo (dueño de la sociedad HISPANO ALMERÍA), se persona en las dependencias de la Comisaría Provincial de Almería denunciando unos hechos que, supuestamente, tuvieron lugar en las oficinas de la mercantil en fecha 25 de junio de 2012. Denuncia que versa sobre la falta de bastante documentación que hace referencia a facturas, albaranes, ordenes de transferencia y otros. Manifiesta que percibe la ausencia de estos documentos debido a que se encuentran realizando una auditoria de su empresa y que descarta cualquier posibilidad de robo a la vista de que no existe muestra alguna de fuerza en la cerradura ni en ningún otro elemento de la oficina. Culpa de dicha sustracción a D. Francisco Manuel Osuna y a D. Antonio Morales, que los define como archivador y contable, respectivamente, de la empresa. Indistintamente a ello, el Sr. Morales, reconoce que a los documentos tienen acceso todos los empleados de la empresa y que estos dos, ex empleados,  fueron despedidos hace tres y un meses con anterioridad de haberse percatado de la falta de la documentación. En ésta denuncia no se puede precisar la supuesta documentación sustraída comprometiéndose, el Sr. Morales, a incorporar esos datos en unos 15 días y mediante una nueva comparecencia.

La denuncia es remitida al Juzgado de instrucción número DOS de Almería que mediante auto de fecha 18 de julio de 2012, procede a la incoación de las Diligencias Previas nº 3915/12. Resolución judicial mediante la que acuerda la inhibición en favor del Juzgado de Instrucción número SEIS de Almería, conforme a las normas de reparto y por entender, éste, que no es su juzgado el que ha de conocer de la causa.

En fecha 10 de septiembre de 2012, el Juzgado de Instrucción número 6 de Almería apertura Diligencias previas bajo el número 5717/12 por delito de Hurto y en fecha 24 de septiembre de 2012, mediante auto del Magistrado, D. Luis Durban, se acuerda el SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL  AL NO ESTAR DEBIDAMENTE JUSTIFICADA LA PERPETRACIÓN DE UN DELITO.

A todo esto, el 19 de julio de 2012, el Sr. Morales  comparece ante las dependencias de la Comisaría de Policía de Almería para ampliar su denuncia, como ya quedó reflejado con anterioridad. En esta ocasión, el empresario, aporta como justificantes de los documentos sustraídos un LISTADO DE FACTURAS DE PROVEEDORES correspondientes a los años 2008, 2009, 2010 y 2011. Por tal motivo, y mediante auto de fecha 21 de enero de 2013,  el Juzgado de Instrucción CUATRO de Almería,  vuelve a incoar otras Diligencias Previas, en éste caso  bajo el nº 1195/2013, y de la misma forma que lo hiciera, en su día, el juzgado de instrucción número DOS, el juez del número CUATRO, decide inhibirse en favor, nuevamente,  del Juzgado de Instrucción número SEIS, a la vista de ser, estas diligencias, unas ampliatorias de las ya instruidas por el Magistrado Durban (actuaciones que ya se encontraban archivadas). Así, el 19 de febrero de 2013, el Magistrado Durban decide incorporar las diligencias procedentes del juzgado número 4, como ya lo hiciera de igual forma con las que precedían del número 2, a las incoadas y archivadas provisionalmente en su juzgado bajo el número 5717/12, poniendo en conocimiento del Ministerio Fiscal tales extremos.

Después de todo éste maremágnum de juzgados, diligencias y denuncias, el Sr. Morales (Hispano Almería), decide presentar escrito de personación en las diligencias archivadas por el Magistrado Durban. El escrito, solicitando su personación en la causa archivada, lo realiza en fecha 10 de octubre de 2013(7 meses con posterioridad al último archivo decretado por el magistrado y del que tenía conocimiento el Ministerio Fiscal que no se opuso a la decisión judicial).

Curiosamente, el 10 de octubre de 2013, la Magistrado-Juez, en sustitución del Magistrado Durban, Dª ANA BELÉN VICO, acepta la personación presentada. (Ojo al dato: la Sra. Vico, actualmente, es la Magistrada del Juzgado de Instrucción número TRES de Almería que tramita , entre otras, las Diligencias Penales 836/2014 sobre el caso FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PARTIDO POPULAR, diligencias que se incoaron mediante denuncia de Amayt y Fiscalía del TSJA y en las que la Sra. Magistrada no permite la personación de la Asociación), y el 25 de octubre de 2013 la representación procesal de Hispano Almería presenta nuevo escrito ante el Juzgado nº 6, en el que se encuentra ejerciendo de sustitución la Magistrado Dª Ana Belén Vico. En el mencionado documento se aporta la relación ya incorporada ante la Comisaría de Policía y se denuncia las publicaciones que viene realizando el periódico EL PAÍS, solicitando, al mismo tiempo, que se entregue la documentación “sustraída”, se ha de entender que se encuentra en poder del periodista.

Ante el anterior escrito, y ya incorporado el Magistrado Durban, decide aperturar las diligencias que él mismo decidió archivar. Lo hace mediante auto de fecha 04 de noviembre de 2013 acordando las declaraciones de los dos ex trabajadores de la mercantil HISPANO ALMERÍA, en calidad de IMPUTADOS, y requiriendo, igualmente, al periodista del País, D. Javier Martín Arroyo, para que entregue la documentación que obra en su poder.

Ese mismo día es cuando se acuerda y ejecuta, con carácter de URGENCIA, requerir a los DOS IMPUTADOS, mediante llamada telefónica, para su comparecencia ante el juzgado e inmediata entrega de la documentación. La misma que en esos precisos instantes se estaba entregando ante la Fiscalía del TSJA.

El 05 de noviembre de 2013, un día después del requerimiento telefónico y de la presentación de la documentación ante la Unidad de la Policía Judicial Adscrita a la Fiscalía del TSJA, comparecen ante el juzgado los dos imputados. Se desprende de sus declaraciones, como de la documentación aportada ante la Fiscalía, que los documentos “supuestamente sustraídos”, a los que hace referencia la empresa HISPANO ALMERÍA, nada tienen que ver con los que ya obran en poder del Fiscal Jefe de Andalucía.

  • Resulta digno de señalar una cuestión que vienen a poner de manifiesto, de forma meridianamente clara, la preocupación existente en el Partido Popular de Almería ante la denuncia presentada por Amayt y que tramita el Juzgado de Instrucción número TRES de Almería, cuya titular es la Magistrado Dª Ana Belén Vico, conocida como “LA SUPUESTA FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PARTIDO POPULAR”, y es que, el 06 de noviembre de 2013 (un día después de la declaración de los imputados y dos días con posterioridad a la citación de estos, mediante llamada telefónica del juzgado) el Partido Popular de Almería presenta escrito ante el Juzgado de Instrucción 6 solicitando su personación en calidad de ACUSACIÓN PARTICULAR. El mencionado escrito recoge lo siguiente:
  • “…Que por medio del presente escrito me persono como ACUSACIÓN PARTICULAR, en el ejercicio de las acciones penales y civiles que le asisten frente a las personas o entidades que resulten responsables, en las Diligencias Previas nº 5717/12 que se tramitan en ese Juzgado a instancias de HISPANO ALMERÍA S.A. frente a D. Antonio Morales Pérez y D. Francisco Manuel Osuna Cabrera, por la sustracción de una documentación que, según la entidad denunciante, tras ser manipulada, ha sido filtrada a periodistas del diario El País, que en su edición de Andalucía y desde el pasado día 28 de octubre de 2.013 la está utilizando en clara campaña de desprestigio del PARTIDO POPULAR con titulares como “ la caja b de una empresa apunta a la financiación ilegal del PP en Almería”, lo que no solo no es cierto, sino que constituye una clarísima calumnia e injuria frente a mi representada…”

Si es notorio que las Diligencias Previas 5717/12, instruidas por el Magistrado Durban, nada tienen que ver con las diligencias incoadas en el Juzgado nº 3 por la Magistrado Belén Vico no menos lo es, o cuando menos curioso, que en su escrito de solicitud de personación, como Acusación Particular, el PP no hiciese constar el nº de éstas actuaciones lo que nos indica, sin error a confusión, que fue en el entorno de la propia empresa, HISPANO ALMERÍA, desde donde se alertó al Partido Popular de la citación y declaración de los imputados intentando, con ello, ejercer “presión” para que, de forma inmediata, el Partido Popular de Amat se personara en las Diligencias Penales.

Pero es necesario reflexionar sobre estos extremos y es que a la vista  de prosperar la causa por el “supuesto” Hurto de la documentación, que bajo todo concepto ha intentado interrelacionar la mercantil HISPANO ALMERÍA con la documentación aportada por Amayt ante la Fiscalía del TSJA, con posterioridad, tanto el denunciante Sr. Morales como la Acusación Particular (PP), habrían propiciado el archivo definitivo de las Diligencias Previas 836/2014, instruidas en el Juzgado nº 3 de Almería,  solicitando la nulidad de las actuaciones a la vista de la “supuesta” procedencia ilegal de las  pruebas aportadas por la Asociación Amayt.

Y nuevamente, el 12 de noviembre de 2013, la representación procesal de Hispano Almería interesa del Juzgado que se requiera a la Policía Judicial, Adscrita a la Fiscalía del TSJA, para que entregue la documentación que obra en su poder. Mediante resolución de 26 de noviembre del mismo año -el Juez instructor-, deniega tal petición entendiendo, entre otras cuestiones, que los documentos se encuentran incorporados en otras diligencias, de otro juzgado y por hechos que nada tienen que ver con los aquí denunciados, por lo que deniega tal petición  dejando la puerta abierta para que sea la propia empresa la que se encargue de solicitar a la Fiscalía del TSJA la aludida documentación. Petición que cursa la empresa y que es denegada por la Fiscalía del TSJA.

Continuando con el periplo judicial, y mediante Auto de fecha 17 de diciembre de 2013, el Magistrado Durban rechaza la personación del Partido Popular en calidad de ACUSACIÓN POPULAR, como ya se indicaba con anterioridad, alegando:

“… el bien jurídico protegido en los delitos en cuestión es, respectivamente, el patrimonio del titular de los documentos supuestamente sustraídos y la privacidad de dichos documentos. Por ello es obvio que desde el punto de vista estrictamente penal no puede reputarse perjudicado al Partido Popular de Almería, en la medida que no se trata de documentos que le pertenezcan, por más que de forma refleja le afecten los hechos como consecuencia de las publicaciones en medios de comunicación a que se hace referencia en el escrito…”

A la vista de las declaraciones de los dos imputados y de las distintas pruebas aportadas, por una y otra parte el Juez, Don Pedro D. García Fernández, ahora cubriendo la plaza que dejo bacante tras su marcha a la Audiencia Provincial el Magistrado Durban,  decide proceder nuevamente, y por segunda vez en ésta causa, al archivo de las diligencias mediante Auto de fecha 03 de marzo de 2015 argumentando, entre otros, en sus Fundamentos de Derecho:

“…se considera que no existen indicios de la comisión de un delito de Hurto, por la carencia de valor económico de los documentos supuestamente sustraídos y por ausencia de ánimo de lucro, y que no han resultado elementos suficientes que hagan concluir la autoría por los imputados de un delito de descubrimiento y revelación de secretos…”

Aún mismo tiempo, S.Sª, dispone:

“Que no ha lugar a requerir a la Unidad de Policía Adscrita a la Fiscalía Superior de Andalucía la remisión de los documentación solicitada por la representación de Hispano Almería”

La representación procesal de la sociedad Hispano Almería sigue recurriendo, una y otra vez, todas aquellas resoluciones que no le son favorables. Así, el 28 de octubre de 2015, S.Sª emite resolución mediante la que hace constar, en su único Fundamento Jurídico,  lo siguiente:

“…Ha de comenzarse diciendo que más que de pruebas habrá que hacer referencia a indicios, más propio de la fase procesal. Dicho lo anterior resulta significativo que ninguno de los enumerados por el recurrente haga referencia al imputado Antonio Morales Pérez. Quizá porque no exista más elemento que una sospecha derivada de su despido en los meses anteriores a la denuncia y que tenía acceso a los archivos. Aunque tal acceso, como resulta de las declaraciones de las partes y testigos, era compartido con otros trabajadores de la empresa.

En cuanto a Francisco Manuel Osuna Cabrera parece no haber duda de que tuviera documentación relativa a Hispano Almería SA y haberla entregado a la Fiscalía Superior de Andalucía, aunque, según él, la recogió de un contenedor con posterioridad a ser despedido. Sin embargo se considera que no existen elementos para afirmar que dicha documentación fuera la que constituye el objeto de éste procedimiento….”

…Pero además ha de tenerse en cuanta el considerable tiempo transcurrido desde que los imputados fueron despedidos (en los meses anteriores a julio de 2012-fecha de la denuncia-) hasta que se producen las referidas comunicaciones (03-10-13)…”

“…Así mismo no puede dejar de atenderse a las fechas. Los imputados fueron despedidos en los meses anteriores a la denuncia. Y según el denunciante la sustracción tuvo lugar con posterioridad a dichos despidos (folios 152 y 4). Además, como resulta de varias declaraciones, al principio se dieron cuenta de que faltaba una factura (folio 166), no se hizo constar en la Auditoria de 2012 que faltaba documentación (folio 153) y no se concretó la documentación cuya sustracción se denuncia hasta escrito de 28/10/13.

Tales circunstancias, la accesibilidad a la documentación y la temporal, ponen en duda que los imputados sustrajeran la referida documentación.

Además tampoco puede obviarse que se denuncia la sustracción de documentación relativa a la contabilidad oficial de Hispano Almería SA, mientras que la entregada por Francisco Manuel Osuna Cabrera a la Unidad de Policía Adscrita a la Fiscalía Superior de Andalucía, según la defensa, haría referencia a “contabilidad B” de dicha entidad (en la que “no se aprecia la intervención de terceras personas ajenas a la sociedad”-folio 146- . El hecho de que esta documentación haya dado lugar a la incoación de las Diligencias Previas avala, en principio, la versión ofrecida por el imputado…”

El montaje judicial, auspiciado por D. Miguel Ángel Morales, no tiene como objeto recuperar lo supuestamente sustraído, sino todo lo contrario. Al Sr. Morales, como a Hispano Almería, lo que le interesa es generar confusión mediante la argucia del supuesto hurto para así, de forma premeditada, intentar invalidar las pruebas aportadas, y algunas de ellas publicadas por el periódico el País, ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Notorio es que de todo lo publicado y aportado en sede judicial tendrá sus propias consecuencias y no me refiero, con ello, única y exclusivamente al escándalo social sino, muy fundamentalmente, a las derivaciones jurídicas que afectan al otro procedimiento penal conocido como “LA SUPUESTA FINANCIACIÓN ILEGAL DEL PARTIDO POPULAR DE ALMERÍA”, seguido ante el Juzgado de Instrucción número TRES de Almería y cuya titular es la Magistrado Dª Ana Belen Vico( la misma que actuando en sustitución del Magistrado Durban admitió la personación del Sr. Morales a pesar de encontrarse las Diligencias Previas archivadas). Hechos relevantes que dejan al descubierto todo un entramado de corrupción, de dilatada duración en el tiempo, del que habrían formado parte, primordial y supuestamente, los Sres. Morales, padre e hijo, y altos cargos del Partido Popular de Almería

 

Otra de las claves fundamentales, en todo este proceso, y que viene a poner de manifestó la intencionalidad perseguida por el Sr. Morales-Hispano Almería, así como la preocupación demostrada por el Partido Popular, al respecto de la instrucción realizada por la supuesta “Financiación Ilegal del PP” en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Almería, es la configuración torticera ejercida por la mercantil para poder obtener, con el beneplácito de los dos partidos mayoritarios (PP y PSOE), en la provincia de Almería, suculentos contratos y adjudicaciones de obra de forma “fraudulenta”. Y es que, “casualmente”, el auditor de la mercantil Hispano Almería, al igual que sucediera en el conocido como “Caso Auditorio de Roquetas de Mar”, es D. Pedro Sánchez Teruel, hermanísimo del actual Secretario General del Partido Socialista en la provincia de Almería, D. Jose Luis Sánchez Teruel.

Así, y de esta forma, nos encontramos con una empresa que paga, supuestamente, altas comisiones en dinero “b” a Técnicos de distintas administraciones, fundamentalmente del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, y a Diputados Provinciales, Alcaldes y otros altos cargos del Partido Popular en la provincia de Almería y cuyo objeto finalista, de esas entregas en dinero “b”, sería, supuestamente, la Financiación de Campañas Electorales.

La situación actual de éste procedimiento, donde se ha acordado en distintas ocasiones su Sobreseimiento –Archivo- Provisional, se encuentra pendiente de resolución, del último recurso de Reforma y Subsidiario de Apelación contra el auto de archivo dictado por la instructora. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería ha informado, a las partes, que dicho fallo se efectuará el próximo día 09 de mayo de 2016, designando como ponente al Presidente de dicha Sección, Iltmo. Sr. D. Jesús Martínez Abad, y los Magistrados/as Dª Esther Marruecos Rumí y D. Luis Durban Sicilia, éste último, y casualmente, el mismo instructor de las Diligencias objeto del supuesto Hurto denunciado por la mercantil Hispano Almería y el mismo que archivó la causa penal, contra Gabriel Amat y otros, en el conocido como caso “AUDITORIO DE ROQUETAS DE MAR”.

Anuncios

Comenta la publicación.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s